El primer regalo de Navidad no venia envuelto en papel de regalo, ni fue celebrado cuando se recibió..

No fue comprado en una tienda, ni fue encargado en internet.

No fue oro, ni incienso, ni mirra.

Fue un regalo precioso, único y diferente.

Fue un regalo de paz.

Un regalo de amor

Un regalo de vida

Un regalo de esperanza.

Un regalo de un padre lleno de amor a todos sus hijos.

Un regalo para compartir.

 

 

Comparte este gran regalo esta Navidad

¡¡¡ Desde la Asociación de Madres y Padres os deseamos a todos una feliz Navidad a todos!!!

y un 2018 cargado de deseos cumplidos!!!